TÉCNICAS PARA MEJORAR LA AUTOESTIMA


DENTRO DE TI:

  • Escúchate;
  • convierte lo negativo en positivo;
  • date una oportunidad y reconoce tus cualidades;
  • aceptate tal como eres;
  • acepta tus sentimientos;
  • cuida de ti mismo;
  • atiende a tus necesidades;
  • alimenta tu cuerpo y tu mente;
  • mantente en movimiento;
  • deja de hacer ciertas cosas que pueden esperar;
  • examina tus verdades;
  • no sientas vergüenza;
  • descubre  y reclama las partes que te faltan;
  • las cosas no son ni blancas ni negras;
  • alivia tensiones con actividades que te relajen;
  • respira adecuadamente;
  • abandona la ira;
  • elige tus momentos.

Y FUERA DE TI:

  • da y recibe confianza;
  • juega más;
  • aprende a escuchar de verdad;
  • deja de hacer comparaciones;
  • perdona y olvida;
  • alarga la mano y busca amigos;
  • establece las fronteras entre el yo y el tú;
  • las responsabilidades se comparten: tuya-mía y nuestra.

…Y ADEMÁS:

disfruta con pequeñas cosas, abandona el perfeccionismo (no existe), valora tus triunfos (son muy importantes), levántate cuando caes, protege tu autoestima, acepta momentos oscuros, ponte metas realistas y ve en su busca con estrategias adecuadas.


– “Un adecuado nivel de autoestima es la base de la salud mental y física del organismo.”

– “No basta que los padres sientan amor por los hijos. Deben saber comunicarlo y hacérselo sentir.”

– “Toda persona tiene en su interior sentimientos que pueden influir positivamente o negativamente en la formación de la persona o sea en la autoestima.”

Determinando mi autoestima
– “La manera en que nos tratan los demás es un reflejo de cómo nos vemos y nos tratamos a nosotros mismos.”

– “Adopta la decisión personal de enamorarte de la persona más hermosa, incitante y digna…TU.”

Haga florecer su autoestima
– “Cuando una persona empieza a quererse más, los demás percibirán de inmediato el nuevo aire.”

Afirmaciones positivas
– “Una afirmación es un pensamiento positivo que escoges conscientemente para introducirlo en tu conciencia y así producir los resultados deseados.”

– “La autoaceptación y la autoestima no suelen ser innatas: hay que aprender a quererse.”

La confianza nace dentro de nosotros
– “Con paciencia, tiempo, sensatez y conocimiento de nuestras limitaciones nos convenceremos de la valía de nuestras aptitudes y actitudes.”

Anuncios

Analiza tus condicionantes

El analizar tu rendimiento escolar puede ser de gran ayuda para descubrir tus habilidades y orientar tu elección.

Examina tus resultados académicos, las asignaturas que se te dan mejor y las que te gustan más. Lo que puede haber influenciado en tu rendimiento escolar: tu capacidad para dicha materia, interés en ella, esfuerzo, hábitos de estudio, si te parece fácil o difícil etc.

Para realizar este análisis conviene consultar los libros de escolaridad que reflejan las calificaciones de cada asignatura. Lograrás una visión más amplia y objetiva de tu realidad educativa si comparas tu propia opinión, con la de familiares y profesores.

También debes conocer tus intereses profesionales y laborales

Cada persona tiene sus gustos y preferencias sobre diversos trabajos y actividades. Unos prefieren realizar acciones de ayuda a los demás, otros tienen preferencia por las tareas manuales o por el trabajo con máquinas, mientras que a otras personas les puede gustar más las actividades relacionadas con el mundo del arte, el mundo científico, etc.

Normalmente los gustos e intereses guían la futura elección profesional. Lo ideal es que coincidan nuestros intereses por una carrera determinada con las habilidades que se necesitan para desarrollar con éxito dicha profesión. Por ejemplo, si tengo interés por la abogacía, necesitaré también poseer una buena capacidad verbal.

Reflexiona sobre tu situación personal y entorno social

Se trata de tomar conciencia de la propia realidad personal. Identificar los aspectos positivos y limitaciones que se deben tener en cuenta a la hora de tomar la decisión vocacional.

La identificación de nuestras limitaciones debe conducirnos a la superación, o la auto aceptación de las cosas que no podemos modificar y a la búsqueda de posibles soluciones de las dificultades añadidas.
Muchas veces, la constancia, el esfuerzo, y el cambio de actitud pueden ayudar a modificar el rendimiento académico o superar una situación personal de desventaja.

La situación socio familiar, las expectativas y actitudes de la familia, las circunstancias económicas, junto con la realidad del entorno más cercano, son otros

Reflexiona sobre tus valores

Todas las personas regimos nuestro comportamiento por razones que nos hacen apreciar y dar mas importancia a determinadas cosas. Los valores se forman bajo la influencia del ambiente familiar y el entorno social en que vivimos como amigos vecinos, medios de comunicación, etc.

Si realizamos nuestra elección profesional tomando en cuenta nuestros valores, seguramente dicha actividad laboral nos producirá satisfacción personal y estaremos orgullosos de lo que hacemos. Los valores varían mucho de persona a persona. Así, la gente puede elegir su profesión buscando alguno de los siguientes objetivos: estabilidad, poder, prestigio social, realización intelectual, desarrollo de la creatividad, aventura, disfrutar del arte, etc

¿A cual de estos valores le das más importancia en tu vida ?

  • Valor económico. Ganar mucho dinero, tener propiedades, etc.
  • Valor cultural, intelectual. Dar importancia a la adquisición de conocimientos, la reflexión la investigación, etc.
  • Prestigio social. Valorar el reconocimiento social y el respeto de los demás, ser importante.
  • Solidaridad. Dar importancia a la ayuda a los más necesitados
  • Satisfacción personal. Valorar lo que le haga sentir conforme y realizado
  • Seguridad. Dar importancia a la estabilidad (en el trabajo, con amistades, con las propiedades, etc)
  • Independencia. Desenvolverse con libertad, sin necesidad de ser controlado
  • Creatividad. Valorar la originalidad, el desarrollo de nuevos conceptos y el pensamiento creativo
  • Liderazgo, autoridad. Organizar y tener influencia sobre los demás
  • Estético, artístico. Gusto por lo bello, armónico, artístico.
  • Variedad. Gusto por el cambio y la nuevas experiencias (personas, horarios, situaciones, lugares, etc)
  • Progreso. Lograr ser mejor cada día.

Conócete para decidir mejor

  • Mis habilidades
  • Mi rendimiento escolar
  • Mi personalidad
  • Mis intereses
  • Mis valores
  • Mis motivaciones
  • Mi capacidad de trabajo
  • Mis limitaciones

Se trata de conocer como eres, cuáles son los principales rasgos de tu persona, (habilidades, intereses valores, expectativas) y de hacer una autovaloración de tu historia escolar, familiar y social. Este autoconocimiento te ayudará a tomar una decisión académica acertada, al elegir una profesión que sea compatible con tu situación personal real.

Conoce tus capacidades y destrezas

Es necesario conocer que destrezas y aptitudes que tenemos mejor desarrolladas, dado que las distintas profesiones requieren unas habilidades en mayor grado que otras. Por tanto, en la medida en que tengamos desarrolladas determinadas capacidades, nos será más fácil ejercer ciertas profesiones.

Las principales capacidades que son necesarias para realizar tareas y resolución de problemas en distintas áreas son:

Razonamiento verbal


Es la capacidad que nos permite hacer una adecuada utilización y comprensión del lenguaje. Gracias a ello podemos escribir y expresarnos oralmente de manera fluida.
Son indicadores de una buena habilidad verbal el gusto por la lectura, el buen rendimiento en asignaturas de lengua, historia o literatura, comprender a la primera lectura, rápida captación de las explicaciones de los profesores.

Entre las actividades cotidianas que denotan fluidez verbal están: el gusto por hablar en público, escribir cuentos o poesías, cartas, charlar, discutir, persuadir, etc.

Razonamiento numérico

Es la capacidad para resolver operaciones numéricas o problemas que requieran del conocimiento de leyes matemáticas.

Denotan una buena habilidad numérica, la facilidad para realizar cálculos complicados, entender tablas, alto rendimiento en matemáticas, etc.

Habilidad espacial

Es la capacidad para realizar actividades que implique pensar en objetos de dos o más dimensiones.

Las personas con una buena habilidad espacial tienen facilidad para orientarse en el espacio, así como una desarrollada habilidad para plasmar dibujos en perspectiva, comprender diagramas, mapas; buen rendimiento en geometría, dibujo técnico, etc.

Habilidad mecánica

Está relacionada con la capacidad para entender el funcionamiento de maquinas e instrumentos. Es una habilidad necesaria en la reparación o creación de nuevos mecanismos de funcionamiento de todo tipo de artefactos.

Capacidad de memoria

Es la capacidad para retener en la mente sensaciones, ideas, conceptos, imágenes y recuperarlas cuando las necesitamos.

Una persona con buena memoria recuerda mejor que otra gente sucesos diversos, aprende con facilidad la nueva información y su atención- concentración es adecuada.

Destreza física

Es el conjunto de habilidades físicas tales como equilibrio, coordinación, flexibilidad, fuerza, resistencia, que posibilitan el control del propio cuerpo.

Capacidad creativa

Aptitud que permite mirar el mundo de forma diferente, ser una persona innovadora, capaz de aportar nuevos puntos de vista, así como soluciones novedosas a los problemas.

Toma de decisiones y elección académico – profesional

Lo que debes saber antes de decidir tu futuro profesional

La elección profesional es una de las tareas importantes a la que debemos enfrentarnos al terminar los estudios. Suele vivirse con tensión ante el temor que conlleva el miedo a equivocarnos y la inseguridad que producen los cambios en la vida.
Pero en no menos ocasiones, no se valora lo trascendente de esta decisión y son muchos los jóvenes que acaban estudiando carreras que no tiene nada que ver con sus propios intereses y habilidades. Carreras que por lo general terminan abandonando o ejerciendo en medio de sentimientos de frustración.

Ante la interrogante “¿Y ahora que voy a estudiar?”, surge otra pregunta:
¿Cómo tomar la decisión correcta?. Si bien no hay recetas infalibles, antes de embarcarte en esta elección, debes buscar cuál es tu verdadera vocación, aquella profesión en la que realmente serás bueno.

La elección profesional debe ser el fruto de un proceso de reflexión y de información, en el que es conveniente tener presente los siguientes aspectos:

  • Primeramente: Que has de ser TÚ quien tome la decisión, sin dejarte influenciar por presiones externas provenientes de la familia, razones económicas o por que algunas profesiones se ponen de moda en un momento dado. No son pocos los que escogen una carrera por que “se gana mucho dinero” o “por que es más fácil acceder a ella”. Pero ante estas razones, recuerda que se trata de una decisión que marcará tu futuro, ya que con esta formación te enfrentarás al mundo TÚ, no tu familia, ni tus amigos, ni la sociedad.
  • En segundo lugar, necesitas poseer un adecuado conocimiento de ti mismo para descubrir tu verdadera vocación. Es necesario que identifiques claramente qué profesión o trabajo te gustaría ejercer en un futuro y que tus preferencias vocacionales coincidan con tus capacidades reales para desarrollar la carrera elegida.
  • En tercer lugar, antes de decidir infórmate sobre lo que ofrece el mercado en cuanto a instituciones educativas y todo lo que ellas ofertan: estudios y profesiones, carreras técnicas, duración, en que consisten, posibilidades de inserción laboral, etc.

Autoestima IV

Perdónate

¿A veces te enfadas contigo mismo (a) e incluso llegas a sentir mucha rabia? ¿Te sientes triste? ¿Piensas que todo lo malo te pasa a ti?

Sabemos perdonar a las personas que queremos, entonces ¿porqué no nos perdonamos a nosotros mismos? Así que, PERDÓNATE tu mal carácter, tus arrebatos, tus fallos.

Si quieres cambiar conócelos. Por ejemplo, anota en una libreta al final del día, o en el momento en que lo necesites las conductas o arrebatos que has tenido y que te tienen disgustado. Suspira hondo y en lugar de recriminarte, di: “soy una persona y es normal que tenga sentimientos variados, aunque a veces no me gusten y por ello trataré de cambiar aquello que me hace sentir mal”. Es decir reconoce que estas enfadado (a) y acepta ese sentimiento. Ahora puedes hacer un esquema de nuevas actitudes y/o conductas que pueden sustituir a las que te disgustan por ejemplo:

Estoy enfadada porque Natalia se ha echado novio y ahora no me querrá como amiga.

Conducta que tomé contra ella——— Me enfadé e insulté, dije cosas que no quería y ahora no sé si me perdonará.

Sentimiento que reconozco————- Celos

Nueva conducta——- Primero me perdono a mi misma. Hablaré lo antes posible con Natalia, le explicaré lo que sentí y le diré que me alegro por ella porque se ve feliz y que sé que nuestra amistad es aparte.

Bienvenido lo Positivo

Si alguien ama a una flor y no existe más que un ejemplar en millones y millones de estrellas, este es motivo suficiente para que ese alguien se sienta feliz cuando la mira. (Ade Saint- Exupery. El Principito 1985:33)

Ahora estás en camino para poner una nueva cara al mundo.

Tienes ganas de disfrutar de todos los pequeños detalles que te rodean. Sólo hay una vida, ¿porqué vivir triste? Los pensamientos positivos te animan. ¿Cómo ponerlos en funcionamiento? Concéntrate en las cosas buenas que tienes. Experimenta sensaciones agradables (como la sonrisa de un bebé, el olor de una flor, ver un amanecer, tu cariño a un amigo o a tus padres, darle la mano a alguien que lo necesita, etc.)

Cuídate. Si te incitan a las drogas o al alcohol o a cualquier cosa perjudicial para tu cuerpo y/o tu mente, piensa que eso no te hará feliz y si en cambio te destruirá.

Recuerda una y otra vez que la felicidad está en ti. Busca el deporte, la comida sana, buenos amigos, haz algo bueno por ti y por los demás. Piensa continuamente en tus sueños y en cómo cumplirlos. Relájate.

Bibliografia Recomendada

  • Bonet, José-Vicente (1997) Sé amigo de ti mismo. Manual de autoestima. Sal Terrae. Bilbao
  • Castanyer, Olga (2004) La asertividad: Expresión de una sana autoestima. Desclée De Brouwer. Bilbao.
  • Dyer, W y Waine, D. (1990) Tus Zonas erróneas. Edit. Grijalbo
  • Elías M., Tobías S y Friedlander B.(2002) Educar con Inteligencia Emocional. Plaza Janés. Barcelona
  • Grose, Michael (1999) Niños felices. Cómo conseguir que su niño crezca sano y feliz. ONIRO. Barcelona
  • Palmer, P. y Alberti, M. (1992) Autoestima. Un Manual para Adolescentes. Promolibro-Cinteco. Valencia
  • Peiffer, Vera Pensamiento Positivo II (2000). El manual práctico de ejercicios del bestseller. Ediciones Robinbook. Barcelona
  • Saint-Exupery, Antoine de (1985) El Principito. Editores Mexicanos Unidos S.A. México.
  • Taylor, Jim (2004) Motiva y estimula a tus hijos. Cómo educar a tu hijo para que tenga éxito y sea feliz. EDAF. España
  • Voli, Franco(1994) Autoestima para padres. Manual de reflexión y acción educativa. San Pablo. Madrid

Autoestima III

La Trampa del Tiempo

Si vives en el futuro o en el pasado ¡no aprovechas el presente! Estarás más feliz si te relajas y disfrutas de la vida. ( Palmer y Alberti).

No hay peor obstáculo que vivir en los márgenes del tiempo. ¿Cómo es esto? Por un lado querías dejar de ser niño(a), pero ahora añoras momentos que viviste o piensas que antes la vida era más fácil porque tenías menos responsabilidades y además tus padres estaban ahí para resolverte tus problemas.

O bien, puedes vivir también en el futuro deseando ser mayor para independizarte, te quejas de todo y a lo mejor piensas que tus amigos (as) saben disfrutar más de la vida que tú. Te rebelas o, por lo menos, tienes ganas de hacerlo. Vives en un tira y afloja, entre tus deseos y lo que puedes hacer.

Pues déjame decirte, que aunque son comprensibles estos sentimientos, vas por un camino en el que desperdicias tu energía. Todo llega a su tiempo y cada etapa tiene cosas buenas y otras que no nos gustan tanto, pero de todo se aprende, además si sigues con esa actitud, siempre echarás de menos lo que no tienes.

No pienses que una varita mágica arreglará tus problemas. Hay una fuerza dentro de ti que puede cambiar las cosas y que puede ser mágicamente real – no ilusoria como en los cuentos- y es TU FUERZA DE VOLUNTAD.

¿Qué necesitas para ponerla en marcha? Creer en algo y trabajar para conseguirlo. ¿Quieres tener una profesión o destacar en un deporte? Pues trabaja día a día en ello.

TÚ PUEDES.

Mi disco Mental esta Grabado con Mensajes de “no Puedo”

“Las personas mayores me aconsejaron abandonar el dibujo de serpientes boas (ya mostraran su interior o su exterior), y que pusiera más interés en la geografía, el cálculo y la gramática. Y fue así como abandoné, a la temprana edad de seis años, una magnífica carrera de pintor, descorazonado por el fracaso de mis dibujos uno y dos. … ( Saint- Exupéry, 1985:12-13 )”.

Nuestra mente es como un disco duro en el que se van grabando mensajes y después actuamos conforme a ellos.
Si te insultas con palabras como tonto (a) o estúpido (a) cuando algo no te sale bien, lo que estás haciendo es faltarte al RESPETO y con eso en lugar de corregir tus errores, los agravas porque en tu interior estás creyendo lo que te dices y, por lo tanto, tu conducta es torpe.

http://www.discapnet.es/guias/fichasdidacticas/html_autoestima/images/grafico10.jpg
Si en cambio, crees en ti, te perdonas cuando te equivocas y tratas de hacer las cosas de otra manera la próxima vez, todo te saldrá mejor. Prueba pensar con amor hacia tu persona.