Cómo subrayar

El subrayado de textos es una excelente fórmula para aprender y sacar mucho partido a la lectura. Dentro de las técnicas de estudio, todos los estudiantes tienen que saber que el subrayado es una pieza clave a la hora de ponerse a estudiar.

En el anterior post “Leer y aprender recordábamos dos cosas: una, la necesidad de dar un vistazo general al texto antes de subrayar. Dos, las razones por las que el subrayado nos ayuda a aprender y memorizar mejor los textos. Si esto está claro, demos un paso más….

Cómo subrayar textos: las preguntas

Deciamos que en el subrayado debíamos destacar las palabras claves y las frases más importantes. Pero ¿cómo las identificamos?

La lectura general antes del subrayado nos habrá dado una visión general muy útil, pero hay además algunas preguntas que podemos hacernos en cada apartado, incluso párrafo, dependiendo de la temática de la lectura en cuestión:

  • ¿Qué?, ¿Dónde?, ¿Quién?, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Por qué?, ¿Para qué?, ¿De qué se compone?, ¿En qué se diferencia? ¿Cuántos?…

Si nuestro subrayado puede responder a estas preguntas estaremos dando un gran paso. Incluso es interesante anotar estas palabras-preguntas en los márgenes del texto. El repaso y la comprensión del texto será mucho más fácil.

El subrayado

Algunos estudiantes practican con éxito el doble, incluso el triple subrayado.

Uno. Tras la primera lectura general se hace otra lectura con un primer subrayado que también tiene un caracter exploratorio, pero que permite una mayor y mejor comprensión del contenido del estudio. Se hace con lapiz levemente, marcando áreas de interés (también sirven subrayados al margen, cruces, etc).

Dos. A través de una segunda lectura, algunos estudiantes llevan a cabo el segundo subrayado. Con lapiz de otro color más intenso vuelven a subrayar el texto esta vez dejando bien marcadas las palabras claves e ideas claves.

Tres. Los hay que todavía hacen una lectura complementaria en la que subrayan elementos complementarios que le permiten mejorar sus calificaciones de cara al exámen. Esto es, un tercer subrayado.

No te apures si tus libros y apuntes quedan “muy subrayados” será una buena señal:

  • Dobles subrayados (ideas fundamentales)
  • Anotaciones al margen con:
    • explicaciones con tus propias palabras de párrafos poco comprensibles,
    • significado de determinadas palabras que has buscado en el diccionario,
    • cuestiones que ha resaltado el profesor en clase,
    • las preguntas: qué, cómo, cuándo, quién, por qué, en qué se diferencia…
    • cruces y otras señales etc. etc

Todo esto le dará un excelente valor añadido a tus lecturas (libros apuntes y otros materiales), te facilitará la compresión y la memorización de los textos de cara a los exámenes.

Temas relacionados con cómo subrayar:

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s